América, Rivadavia. Pcia. Bs.As info@agrosyn.com.ar

Los granos cerraron la semana con fuertes bajas en Chicago

cbot infocampo

“La oleaginosa profundizó las pérdidas matutinas y cerró la semana con un retroceso de 8 U$S/tn. (2,5%). Pronósticos climáticos transmitían tranquilidad y el mercado descuenta una abundante producción para este ciclo. Según privados, el volumen podría ascender a 122 mill. tn. Brasil correría una suerte similar, con un importante ascenso en la superficie a sembrar y proyectándose un volumen que superaría las 130 mill. tn. En tanto, se informaron compras de China por un volumen cercano a 456.000 tn., que no alcanzaron para estimular los precios. Petróleo en baja, aportaba debilidad adicional”, detalló Grassi.

Comparando el precio se la semana pasada con el cierre de hoy, para los contratos de septiembre, la caída fue del 3,4%.

El mnaíz “no logró sostenerse y cedió posiciones. El desarrollo de la campaña americana marcha favorablemente y el mercado comienza a descontar un amplio volumen de producción. Según privados, la cosecha superaría las 380 mill. tn. El petróleo cotizaba en negativo y transmitía debilidad”, informó la corredora de granos.

La posición de septiembre cerró a 121 u$s/tn, registrando una caída del 6,3%.

“El trigo revirtió la tendencia inicial y profundizó su caída, acumulando la mayor pérdida semanal del último año. Los precios se continúan presionados por el avance de la cosecha en el hemisferio norte y las perspectivas de una abundante producción (sobre todo en Canadá, Rusia y Australia). El mercado sigue de cerca la participación del trigo americano en los negocios de exportación, la cual enfrenta dificultades. En contrario, en Argentina algunas regiones sufren escasez hídrica y no se descarta ajustes en las estimaciones de producción”, finaliza el análisis de Grassi sobre el cierre de los mercados internacionales de granos.

La caída semanal del trigo, para los contratos de septiembre fue del 6,7%.

Fuente: Infocampo

El consumo interno de carne vacuna cayó casi 4% interanual y afirman que “ya genera problemas de cobro”

La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) dio a conocer su informe económico correspondiente a julio de este año sobre el sector de la carne vacuna, que si bien muestra muy buenos números en relación a la faena, la producción y las exportaciones, preocupa la caída del consumo interno y los precios.

Según el informe el consumo (aparente) de carne vacuna por habitante se ubicó en 50,4 kg/año en el séptimo mes del año (considerando el promedio móvil de los últimos doce meses), número que comparado a julio del 2019 marca una contracción de 3,8%, es decir, una caída de 2 kg menos por habitante por año.

Desde CICCRA explicaron que esta situación se viene manifestando por varios factores, pero que a este nivel de consumo interno, “ya genera problemas de cobro, y comienza a generar alarma en la cadena comercial, frente a la posibilidad de que la misma se corte, trasladándose al productor”.

El otra factor de incertidumbre en la cadena es “la disminución del precio promedio pagado por China por la carne vacuna argentina, que se ubicó en 3.673 dólares por tonelada promedio en julio, resultando 9,1% inferior al de mayo de 2020 y 23,6% menor al de junio de 2019”.

Tendencias

En el informe se puede observar una tendencia de los productores a retener animales, y sobre todo hembras.

Por un lado “la falta de una moneda nacional sólida, hace que aquellos productores ganaderos o los responsables del engorde a corral, ante el temor de una inflación sin control, se vean obligados a pagar precios muy elevados por la invernada, con el objeto de reponer kilos con la esperanza de conservar el producto”, detalla CICCRA.

Y por otro lado, está el tema de la menor participación de las hembras en la faena. “Continuó recuperándose la faena de machos (11 meses consecutivos) y contrayéndose la importancia de las hembras en la faena total, que en julio se ubicó en 45,9%, uno de los niveles más bajos de los últimos dos años”.

Números

* En enero-julio de 2020 se faenó un total de 7,978 millones de cabezas de hacienda vacuna. En relación a igual período de 2019 la faena total creció 3,1%.

* En enero-julio de 2020 se produjeron 1,792 millones de tn r/c/h de carne vacuna, es decir 3,1% más que en igual período de 2019.

* Del total producido, se exportaron 475,7 mil tn r/c/h, lo que implica un crecimiento de 15,5% anual.

* Entre mayo y junio de 2020 los envíos de carne vacuna a China disminuyeron 25,2% (-13,3 mil tn pp), cayendo su importancia relativa de 89,0% a 76,9%.

* En junio el destino fue Estados Unidos, país al que se le vendieron 4.145 tn pp, es decir 641,5% más que en mayo pasado (+3,6 mil tn pp).

* En el último mes en el Mercado de Liniers se comercializaron menos cabezas; (-8,5% mensual y -17,2% anual) y el precio promedio de la hacienda en pie logró recuperarse 9,0% con relación a junio (+51,9% anual).

Fuente: Infocampo

Estrategias preventivas para royas y manchas en estado latente

El clima no está siendo un aliado de la campaña invernal 2020/21: la falta de lluvias ha reducido las perspectivas productivas en gran parte del país y a eso se sumó una fuerte ola de heladas que ha dejado daños en lotes de la zona núcleo nacional. Sin embargo, no todas son malas noticias para trigo y cebada: este escenario climático permite frenar la proliferación de enfermedades, como manchas y royas.

“Estamos detectando pústulas en muchos lotes, pero aún no hay progreso de la enfermedad. Hay roya de la hoja y roya amarilla, pero los trigos aún están muy chiquitos, con escaso desarrollo. El clima está muy seco y eso ayuda a que el panorama todavía no esté complicado”, destaca Lucrecia Couretot, experta en fitopatología del INTA Pergamino. Para Couretot, un problema es que el 80 por ciento de las variedades sembradas en Argentina son susceptibles a la roya; por eso, están dadas todas las condiciones para que haya una epidemia si llegan lluvias y levantan un poco las temperaturas.

La ingeniera agrónoma recomendó, bajo este panorama, monitoreos cada una semana en los que se releve la incidencia; es decir, cantidad de hojas afectadas sobre hojas totales. “Por ahora, estamos con una incidencia baja, de entre 2 y 3 %. Para roya, hay que esperar que llegue a entre 7 y 12 % para decidir aplicaciones. Para manchas, entre 15 y 30 %. Siempre dependiendo de la situación del lote, el cultivo antecesor, la variedad sembrada y las condiciones ambientales”, enumera.

No realizar a tiempo los monitoreos y, en consecuencia, las aplicaciones, no es gratuito: por cada 1% de severidad, la roya de la hoja resta 50 kilos de rinde; la amarilla, 70 kilos; y las manchas, entre 20 y 35 kilos.

Ing. Agr. Lucrecia Couretot. EEA INTA Pergamino, Gerente Fungicidas FMC

Tratamientos

Según la experta del INTA, para decidir el tratamiento químico hay que tener en cuenta, entre otros factores importantes, los estadios en que se encuentran los lotes. “Primero hay que intentar bajar la cantidad de inóculos y después sumar una aplicación en las hojas que aportan más rinde, que son bandera y bandera -1. Allí hay que utilizar el mejor fungicida, aquel que tenga más persistencia”, menciona.

Para Matías Retamal, gerente de Fungicidas de FMC, esa alta tasa de varietales susceptibles a enfermedades es uno de los factores de riesgo más altos que tiene la campaña y, al margen de que las condiciones ambientales por ahora no son propicias para que le enfermedad se propague, recomienda estar expectante ante posibles cambios en el clima.

Si los niveles de incidencia crecen hasta un umbral que demande aplicaciones, la sugerencia de FMC es un escalonamiento con dos productos: Nanok y Rubric Max. Según Retamal, “la diferencia técnica entre ambos, para definir cuál aplicar, depende de la alarma o la alerta que despierte el monitoreo”.

En el caso de Nanok, es un fungicida mezcla de estrobirulina y triazol con amplio espectro de control de enfermedades y fuerte poder de penetración en la planta. Además, tiene muy alta residualidad y total selectividad: cubre roya anaranjada y amarilla, manchas amarillas, de la hoja y marrón en trigo; y manchas en red, de la hoja y borrosa en cebada. La recomendación es una dosis de 600-700 centímetros cúbicos por hectárea, combinado con Biofusión, un Cofactor totalmente natural que posee destacadas virtudes técnicas entre ellas contribuye en aumentar y mejorar la calidad de aplicación, genera mayor tasa de penetración, aumenta la eficiencia de control de patógenos y evita pérdidas por evaporación. Es un producto totalmente amigable con el medio ambiente, que viene a ser en este caso, el complemento ideal para Nanok y Rubric Max.

Rubric Max, en tanto, es un fungicida líder de mercado con un espectro de control más amplio: cubre todas las enfermedades del complejo de cereales de invierno. Está también compuesto por estrobirulina y triazol, formado en su base por Azoxystrobina pero incorpora como diferencial el Epoxiconazole, un activo muy valorado y que nos permite tener un mayor control en patógenos de cereales, principalmente por su performance y contundencia en el control de enfermedades, fundamentalmente en el control de manchas y royas.

Este producto se recomienda para estadios reproductivos más avanzados. “Es para trabajar en los momentos determinantes para el rendimiento del cultivo, la bala de plata para atacar a los patógenos, porque bloquea su proceso respiratorio. Además, tiene un avanzado efecto preventivo, curativo, erradicativo y antiesporulante”, menciona Retamal.

Como tiene mayor carga de ingrediente activo, en este caso la recomendación es una dosis de 500 centímetros cúbicos por hectárea, también acompañada de Biofusión. ESs un fungicida con mayor concentración de activos, que nos brinda un control integral de enfermedades, utilizando 500 centímetros cúbicos por hectárea. Junto a Biofusión, podemos lograr excelentes respuestas de control y retornos económicos, ya que protegemos a nuestros del ataque de patógenos, pero a su vez apuntamos a mejorar el rendimiento y la calidad de los mismos.

Fuente: Infocampo

Finalizó la cosecha nacional de maíz y luego de 20 años superó a la producción de soja

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que luego de relevar un avance intersemanal de 2,6 puntos porcentuales, la cosecha de maíz con destino grano comercial llegó a su fin en toda el área agrícola nacional y se obtuvo un total de 50 millones de toneladas, volumen que supera por primera vez en 20 años a la producción argentina de soja que se ubicó en 49,6 MTn.

Se lograron cosechar 6,12 millones de hectáreas durante la campaña 2019/20, donde las hectáreas perdidas fueron 180.000 en todo el país, pero la Bolsa destaca que las labores de trilla culminaron con un adelanto interanual de 19,8 puntos porcentuales con un rinde promedio nacional de 8.170 kg/Ha, quedando por debajo del valor de la campaña previa que había sido de 8.310 kg/Ha.

Las zonas agrícolas con mayor aporte de hectáreas destinadas al maíz fueron el núcleo norte, compuesto por el sur de Santa Fe, centro este de Córdoba y el centro oeste de Entre Ríos con 850.000 hectáreas; la zona núcleo sur que abarca localidades del norte de Buenos Aires con 647.000 hectáreas sembradas; y el Sudeste de Buenos Aires con 717.000 hectáreas trabajadas con maíz.

El Panorama Agrícola Semanal informó además que sobre la región del NEA, la cosecha culminó con un rinde medio de 6.520 kg/Ha y las pérdidas de área llegaron a 16.000 Ha, mientras que en el NOA la cosecha alcanzó las 347.000 hectáreas y brindó un volumen de 2,27 MTn.

Descargate el informe completo haciendo click AQUÍ.

Fuente: Infocampo

Algunos métodos efectivos y fáciles de aplicar para cuidar la huerta en invierno

huerta invierno

Existen ciertos cuidados que se pueden aplicar a la huerta en invierno para preservarla de las plagas y en óptimas condiciones para luego poder apreciar los resultados al finalizar la estación con el regreso de las altas temperaturas.

Eliminar las hojas muertas

Uno de los símbolos más típicos de la llegada del frío es la caída de las hojas. La acumulación de material senescente en la superficie sumado al aporte de humedad, provoca la pudrición y esas condiciones resultan atrayentes para las plagas.

La remoción de esos montículos de hojas secas que han caído en tu terreno es entonces una acción fundamental para prevenir estos eventos.

En este sentido, se le puede asignar un destino ecológico a este material seco. Las hojas y ramas secas, posos de café, cáscara de papa y huevo, cenizas, etc., son algunos de los ingredientes apropiados para elaborar compost casero.

evitar que se acumule nieve

No se recomienda dejar que la nieve se acumule sobre la tierra debido a que al derretirse encharcará a los cultivos. Las raíces se pudrirán por el exceso de agua, las condiciones serán propicias para la aparición de hongos, y los caracoles y las babosas proliferarán entre los charcos.

Existen otros métodos que pueden emplearse para proteger del frío, la lluvia y la nieve a los cultivos de invierno de forma sencilla y económica:

  • Pequeños invernaderos: se pueden armar a base de unos plásticos y una pequeña estructura de madera, de esta forma se aporta mayor calor al ambiente en donde se colocan los vegetales y se logra protegerlos del frío.
  • Acolchado o mulching: cubrir la tierra desnuda de virutas de madera, serrín, paja, etc., es una de las técnicas naturales más utilizadas por la agricultura sostenible para proteger aquellos cultivos que no podemos mantener en invernadero. Esta capa natural protegerá de la humedad a las pequeñas raíces y, además, elevará la temperatura del terreno y así evitará que los brotes se hielen.
OTRAS RECOMENDACIONES

Las verduras de temporada que se suelen plantar al principio o al final del invierno como los ajos, los tomates, el repollo, la col, la espinaca, etc.,  son ejemplos de la producción agroecológica, una forma de entender y practicar la agricultura que piensa en el medio ambiente, sin el uso de agroquímicos, prioriza el consumo sostenible y busca el aprovechamiento máximo de los recursos naturales.

Fuente: Infocampo

De Angeli contra Cabandié: “Los productores no son responsables de las quemas”

Alfredo De Angeli disparó contra Juan Cabandié por sus declaraciones acerca de los incendios en las islas del Delta de Paraná y aseguró que los productores agropecuarios “no tienen responsabilidad alguna” por esos hechos.

El senador nacional aseguró que el ministro de Ambiente “carece de información” y le recomendó que “trabaje en conjunto con su par de Agricultura y Ganadería, Luis Basterra para que le explique algunas cuestiones”.

“Los productores agropecuarios no tienen responsabilidad alguna, por el contrario son los más perjudicados. Transformar la zona en una reserva sin actividad no es la solución. De no haber ganadería, el pastizal sería aún mayor, y los incendios, más difíciles de controlar”, 

De Angeli consideró que “trabajar en una Argentina unida es fundamental” y pidió “dejar de confundir y atacar de manera sistemática a los sectores más productivos del país” dado que “son los que nos van a ayudar a salir adelante con más producción y empleo para todos los argentinos”.

Fuente: Infocampo

Cumplen 100 años, pero la última década fue la más disruptiva

vaca comiendo alfalfa con malezas

Se acerca el momento de un gran celebración para una emblemática raza argentina. La Asociación Argentina de Angus cumple sus primeros 100 años, el 18 de septiembre próximo, en los que se reconocen con una gran historia institucional

Sin embargo, desde la Asociación rescatan que, en la última década, creció en cantidad de rodeos controlados, animales registrados y rodeos comerciales.

Además también aumentó la cantindad cabañas adherentes a los programas de producción de la raza, la carne certificada y también se mostró una renovación constante de directores e integrantes de las comisiones directivas.

Asimismo, desde la entidad, reconocen que la renovación fue la constante desde el 2010. Esto permitió llegar a posicionarse como una de las organizaciones ganaderas no gremiales más importante de Latinoamérica, con un crecimiento del 74 por ciento en la cantidad de animales registrados por año. 

También son diez años de aumento sostenido en cabañas, rodeos comerciales y asociados, con innovaciones tecnológicas y con un programa de evaluación genética que la posiciona como una herramienta fundamental en la producción cárnica de la región.

Aumento de la cantidad de remates auspiciados, participación creciente en exposiciones, mejora en los servicios a los socios y programas de certificación de calidad han consolidado a Angus como garantía de un producto, la carne argentina, que es emblema y distinción del país. 

Por todo esto, a celebrar.

Fuente: Infocampo

Soja: el primer herbicida triple mezcla listo para usar de la Argentina ya está en el mercado

Agricultura - Campo - Soja

DVA Argentina lanzó Predecessor, el primer herbicida triple mezcla y listo para usar de Argentina, en soja.

Para crear Predecessor, DVA combinó ingredientes activos de distintas familias químicas, perfectamente balanceados, con diferentes modos de acción.

“Es la fiel muestra de lo que hacemos desde DVA para beneficio del sector agroalimentario, con el aporte de la tecnología alemana”, comentó Dardo Lizárraga, gerente general de DVA Argentina. Por su lado, Daniel Maroni, gerente comercial, agregó que lo que se busca es “poner nuevas herramientas en manos de quienes privilegian la eficiencia de su producción, con una apuesta comercial colaborativa”.

Como beneficios sobresalientes de Predecessor se destacan el amplio espectro de control, tanto sobre malezas de hoja ancha como sobre gramíneas; la excelente permanencia entre 60 y 80 días, que reduce el banco de semillas y permite el cultivo libre de malezas por más tiempo.

Predecessor se lanza en esta campaña, luego de varios años de sólidos testeos a campo, realizados por especialistas referentes del sector, de distintas regiones productivas del país.

En los ’90 se registraron los primeros casos de malezas resistentes a herbicidas, y a partir de 2010 se generó un crecimiento explosivo en la aparición de nuevos biotipos de malezas resistentes a diferentes modos de acción. Esto generó la necesidad de realizar mezclas de tanque de diferentes productos, con diferente modo de acción en cada aplicación, lo que deriva en dos dificultades: lo impráctico de generar las mismas y las incompatibilidades que se observan con mucha frecuencia en este tipo de mezclas”, analizó Ruben Meoni, representante de Desarrollo Técnico y de Mercado (CDM) de DVA Argentina.

En campo, Predecessor demostró mayor eficacia con distintas malezas en comparación con otras mezclas y alta flexibilidad en el momento de aplicación (pre-siembra o pre-emergencia). Se eliminan las dificultades y se ahorra tiempo y costos al ser un producto listo para usar sin necesidad de mezclar. La alta eficacia en el control de malezas difíciles se debe a que la triple mezcla contiene tres ingredientes activos de alto desempeño en un mismo producto.

SEGUNDA CAMPAÑA DE WEIZEN NT

Weizen NT, compuesto por el principio activo 2,4 D en su forma ácida, formulado como microemulsión es la formulación más homogénea, y termodinámicamente estable del mercado, con un tamaño de micela de 10 a 100NM de diámetro (35 mil veces más micelas por gota asperjada que otros 2,4D), que aumenta la penetración del ingrediente activo en la hoja.

Sus características son: alto poder de penetración que no se lava por las lluvias debido a la microemulsión, baja volatilidad, olor imperceptible, amplia compatibilidad de mezclas, mayor ventana de aplicación hasta siete días antes de la siembra y baja fitotoxicidad.

Es un herbicida sistémico, selectivo y post emergente para el control de malezas de hoja ancha en barbechos químicos previo a la siembra de diversos cultivos. Esta formulación de tecnología alemana, ahora producida en la planta de DVA en Argentina, localizada en el parque industrial de Pilar, ha pasado a ser la formulación menos volátil de todo el mercado. Estudios realizados por la Universidad Nacional de La Plata y la Universidad Nacional del Litoral demostraron este punto importantísimo.

Fuente: Infocampo

Lejos de la polémica, en Argentina hace una década que no se fertiliza con nitrato de amonio

Conservación de suelos - Sustentabilidad- Rastrojo

Luego de la explosión de la planta química de Beirut, en Líbano, en Argentina se instaló la polémica sobre la adopción de ciertos fertilizantes en la Argentina

Por ello, la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos, mediante un comunicado, lamentó “profundamente lo acontecido el día 4 de agosto en Beirut, en un depósito que, según la información preliminar, contenía nitrato de amonio”.

Esto, además, les permitió informar, en torno a la polémica argentina que, existen dos tipos de nitrato de amonio (en su forma pura).

“El de baja densidad, que se utiliza para la fabricación de explosivos en municiones o en minería, y el de alta densidad, que se utiliza en la industria del fertilizante”.

Así, la Cámara indicó que en Argentina hace más de diez años que no se comercializa nitrato de amonio puro como fertilizante, ya que desde las empresas entendieron que no se podía garantizar las condiciones de seguridad, respecto al manipuleo de este producto.

Es por esto que  no existen stocks de nitrato de amonio puro grado fertilizante en el interior del país, ni en tránsito. 

A nivel mundial la tendencia es reemplazar el nitrato de amonio puro por productos que contienen nitrato de amonio en distintas proporciones con otros fertilizantes e incluso agua en formulaciones tanto granuladas como liquidas.

De esta forma se logra un reemplazo, que satisface la necesidad de fertilizar evitando el manipuleo y uso de nitrato de amonio puro. La producción argentina fue pionera en esta estrategia.

Fuente: Infocampo

La campaña de una ONG que llama a marchar por el Delta: “El barbijo protege del Covid, del glifosato y del humo”

marcha humedales

La ong Multisectorial x el Delta llamó a una manifestación en defensa de los humedales en medio de la creciente ola de incendios en la zona del Delta del Paraná.

La marcha se realizará este sábado a las 15 en la ciudad entrerriana de Paraná, y comenzará frente a la Casa de Gobierno, en el centro, para finalizar en la Plaza de las Colectividades, en la costanera.

Desde la Multisectorial aclararon que se utilizarán carteles y se respetará el distanciamiento social, así como también el uso de barbijos, que “protegen del Covid-19, del glifosato y del humo de los humedales quemándose (SIC)”.

Cabe recordar que el sábado pasado también se realizó la misma concentración, de la que participaron varias organizaciones sociales y políticas.

El barbijo es la última tendencia, te protege del covid, del glifosato y del humo de los humedales quemándose.Este…

Publicado por Multisectorial x el Delta en Jueves, 6 de agosto de 2020

 

Fuente: Infocampo

De qué se trata el proyecto sobre fertilizantes para aumentar entre 8 y 18 MTn la producción nacional

fertilizantes soja

El actual ministro de Agricultura, Gandería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, quien ejerció el cargo de Diputado desde 2011 a fines de 2019, presentó en más de una oportunidad en la Cámara de Diputados un proyecto de Ley de Fertilizantes, pero sólo consiguió media sanción.

Sin ir muy lejos en el tiempo, en septiembre de 2014 Basterra llevó a la Cámara el proyecto titulado “LEY PARA MEJORA DE LOS SUELOS AGROPECUARIOS”, que además llevaba la firma y apoyo del tucumano Juan Casañas y del cordobés Edgar Müller, demostrando que los tres diputados pertenecientes a diferentes partidos políticos y provincias, tenían una meta en común.

Los años pasaron y sin importar quién gobernaba la Argentina, el proyecto para promover el uso fertilizantes nunca ganó el consenso necesario para convertirse en Ley.

Para conocer el proyecto de Ley sobre fertilizantes presentado Basterra en 2014, hacer click AQUÍ.

De esta situación se desprenden dos preguntas: ¿Querrá Basterra impulsar un nuevo proyecto de Ley de Fertilizantes ahora que es ministro? ¿Qué alcances tendría para la producción argentina una Ley de Fertilizantes?

Una hipotética Ley de Fertilizantes

Para responder la segunda de estas cuestiones, la gerencia de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires realizó un completo informe que evalúa el impacto económico y fiscal de la implementación de una ley de promoción del uso de fertilizantes en cultivos extensivos en Argentina, que como primer resultado, “arrojaría un aumento de la producción de cereales y oleaginosas entre 8 y 18 millones de toneladas”.

Desde el punto de vista fiscal, la Bolsa plantea dos escenarios posibles en los que podría impactar un Ley de incentivos de nutrición. Se contempla así que podría haber “dos niveles de deducción adicional de la inversión en fertilizantes, 50% y 100%, y dos hipótesis de aumento del nivel tecnológico: A  ( la mitad de los productores de cada nivel tecnológico pasa al siguiente, tanto en términos de aplicación de insumos como de rendimientos obtenidos) y B (todos los productores pasan al nivel alto). 

Teniendo en cuenta que este escenario es el de 50% de deducción adicional, “en la Figura 1, la demanda de fertilizantes podría incrementarse entre 13% y 29%, dependiendo del shock tecnológico, mientras que la producción de cereales y oleaginosas podría crecer entre 6% y 12%. Considerando una base de 137 millones de toneladas, esto implicaría pasar a 145 o 153 millones de toneladas”, indica la Bolsa.

Para el caso del 100% de deducción, “la fertilización podría incrementarse entre 16% y 32%, mientras que la producción de cereales y oleaginosas podría crecer entre 7% y 13%. Esto se traduciría, nuevamente, en incrementos del valor agregado de toda la cadena por entre 1.342 y 2.883 millones de dólares”.

Y en gráficos, quedaría así:

Como conclusión se puede entender que una Ley de Fertilizantes que promueva la nutrición de los suelos, ya sea por incentivos directos con deducciones sobre el valor de compra o otros mecanismos de promoción, generaría como mínimo un aumento productivo nacional de granos de 8 millones de toneladas, generando una suba del valor agregado superior a los 1.160 millones de dólares; y en el mejor de los casos, aumentaría 18 millones de toneladas la producción a nivel país, teniendo una suba en el impacto de la cadena de 2.883 millones de dólares.

Para leer el informe completo de la Bolsa hacer click AQUÍ.

Fuente: Infocampo

Malezas en maíz: desde sus inicios hasta la actualidad

El cultivo de maíz a nivel mundial representa la mayor superficie de siembra y producción. Es uno de los tres cereales con mayor demanda para proveer alimentos y generar derivados industriales. El incremento en la producción respondió a varios factores, entre ellos, al desarrollo de híbridos más prolíficos y con mejor comportamiento sanitario, al aumento de la superficie fertilizada, a la siembra directa y a variedades transgénicas, con buen comportamiento ante patógenos y resistentes al uso de herbicidas.

En Argentina, la adopción de los híbridos RG (Resistentes a Glifosato), “simplificó y disminuyo el costo de
producción” en el manejo de malezas, requiriendo de pocas herramientas químicas para su control. Esto provocó, en conjunto con el manejo previo que se venía realizando en el cultivo de Soja RG, un aumento de biotipos resistentes debido a una presión de selección ejercida por el uso continuo de herbicidas con un único mecanismo de acción, dificultando posteriormente el manejo de estas y provocando mermas en el rendimiento de maíz.

Según el Dr. Profesor Eduardo Leguizamón, del departamento de Sistemas de Producción Vegetal-Malezas, investigador CONICET, Facultad de Ciencias Agrarias, Universidad Nacional de Rosario, Zavalla, Santa Fe, desde el punto de vista de las poblaciones y comunidades de malezas los cambios más significativos fueron:

• Disminución de la abundancia
• Disminución de la dominancia
• Modificación en el listado florístico y en la frecuencia específica. “Desplazamiento de la flora”:
1. Aumento de Poáceas anuales de ciclo estival (Digitaria sanguinalis, Brachiaria sp)
2. Aumento de Asteráceas con dispersión anemófila, anuales (Conyza bonarienes, Carduus acanthoides) como perennes (Senecio grisebachii)
3. Aumento de dicotiledóneas anuales de ciclo otoño-invernal con tolerancia a dosis usuales de glifosato
(Bowlesia incana, Lamium amplexicaule)
4. Disminución de especies que requieren de estímulos de irradiancia y/o alternancia térmica para
desbloquearse (Datura ferox)
5. Disminución de dicotiledóneas sensibles a glifosato (Amaranthus quitensis)
6. Niveles estables de dicotiledóneas estivales (Anoda cristata) de difícil control con glifosato a dosis
normales (“tolerantes”).
7. Aumento de monocotiledones (Cynodon dactylon) que requieren dosis más elevadas de glifosato que las utilizadas usualmente.
8. Invasión de las mal llamadas “malezas nuevas”, pera-daptadas y antes confinadas a alambrados,
banquinas y relictos y/o suelos bajos, con tolerancia a glifosato (Commelina erecta, Chloris sp, etc)
9. Generación de biotipos resistentes a glifosato y a otros modos de acción.

¿Qué es la RESISTENCIA y TOLERANCIA?

“Ahora bien, ¿qué entendemos por resistencia? La resistencia es la capacidad inherente y heredable de algunos biotipos, dentro de una determinada población, de sobrevivir y reproducirse después de haber sido expuestos a una determinada dosis de un herbicida que normalmente sería letal para los individuos de una población normal de la misma especie. Por otro lado, puede ocurrir que todos los individuos sean capaces de sobrevivir a la aplicación del herbicida. En estos casos se dice que la especie es tolerante. Se entiende entonces por tolerancia a la habilidad inherente de una especie de sobrevivir y reproducirse después de ser expuesta a un tratamiento herbicida” (Resistencia de malezas a herbicidas, Marcelo de la Vega, Universidad Nacional de Tucumán).

Importancia de las MALEZAS y su control a tiempo

Debemos tener en cuenta que las malezas afectan en forma directa e indirecta al cultivo. En primer lugar, algunas liberan sustancias alelopáticas disminuyendo el crecimiento de los cultivos y además compitiendo por los recursos (agua, luz y nutrientes), provocando una interacción entre los individuos por la demanda común de los recursos limitados y que conducen a la reducción de la performance de esos individuos. En segundo lugar, dificultan la preparación de la cama de siembra, contaminan el producto cosechado, disminuyendo su calidad comercial y son hospedadores de enfermedades e insectos.

“El momento de emergencia de las malezas es importante para el éxito del manejo de malezas. La competencia por los recursos puede afectar el crecimiento y el desarrollo de los cultivos. Los individuos que surgen durante las etapas tempranas del crecimiento del cultivo tienen mayor capacidad de competir con los mismos” (Gibson et al., 2002).

Por ejemplo, según Mitich (1990), “Echinocloa crus-galli puede producir hasta 1 millón de semillas por planta en condiciones ideales de crecimiento, pero la producción de semillas puede ser muy plástica dependiendo de las condiciones del cultivo, la disponibilidad de nutrientes y la duración del día” (Maun y Barrett, 1986).

“En Ontario, Canadá, Bosnic y Swanton (1997) investigaron la producción de semillas de Echinocloa crus-galli en maíz e informaron que a una densidad de 10 plantas m2 de esta maleza produjo hasta 34.600 semillas m2 cuando el cultivo tenía 3 hojas diferenciadas, mientras que fue de sólo de 2.800 semillas m2 cuando el maíz tenía 4 hojas. En Grecia, con una densidad similar de 5 a 10 plantas m2, Echinocloa crus-galli produjo hasta 1.300 semillas por planta cuando la maleza emergió con el cultivo y de 170 semillas por planta cuando la emergencia de la maleza se retrasó hasta el estado fenológico de 6 hojas del maíz (Travlos et al., 2011). Asimismo, en Dakota del Sur, EE.UU., con una densidad de 1 a 3 plantas m2 de Echinocloa crus-galli la producción de semillas varió de 3.385 semillas por planta (antes de la emergencia del maíz) a 158 semillas por planta (cuando la emergencia de la maleza coincidió con un maíz de 2 hojas)” (Clay et al., 2005).

En síntesis, resulta clave en el cultivo de maíz controlar las malezas en estado temprano del crecimiento del cultivo, llamado periodo crítico libre de malezas, donde si no se efectúan en ese momento los controles adecuados se observan grandes mermas de rendimiento. En el cultivo de maíz es entre las 2 y 4 semanas desde la emergencia (V1- V6). El éxito del control depende de un monitoreo profesional y de la integración de distintas estrategias de manejo, como la prevención, evitando la introducción de nuevas malezas, contención con el fin de minimizar el impacto económico de una población de malezas, reducción tendiendo a reducir las poblaciones de malezas hasta alcanzar un valor aceptable y por último el control total de las mismas. Al momento de considerar la estrategia más conveniente no solo es suficiente conocer que especies tenemos en el lote sino también aplicar este programa más allá del ciclo del cultivo. Es decir, haciendo una “planificación”.

Control químico de malezas en Maíz

Si se considera el método de control químico, es fundamental conocer los flujos de emergencia de las malezas para controlarlas antes de su nacimiento con el uso de herbicidas pre emergentes, de esta forma estamos actuando en un único punto de crecimiento, garantizando controles más efectivos y disminuyendo la competencia inicial con el cultivo. Como se puede observar en el siguiente gráfico 1, muchas malezas primavera-estival comienzan su emergencia a comienzos de primavera, donde coincide en muchas zonas con la siembra del maíz de primera, y dentro de este grupo de malezas, las primeras en comenzar su ciclo son las monocotiledóneas y las amarantáceas, especies C4, que a igual que el maíz, son fotosintéticamente muy efectivas, logrando establecerse rápidamente en el lote.

Gráfico 1: Dinámica de emergencia de Amaranthus hybridus, Digitaria sanguinalis y Echinocloa colona Zonas: Amaranthus hybridus y Digitaria sanguinalis: Oeste de Buenos Aires-La Pampa (Trenque Lauquen, Gral. Villegas), Echinocloa colona: Núcleo (Zavalla) Fuente: Aapresid: https://www.aapresid.org.ar/rem-malezas/emergencias

 

Sin embargo, esto conlleva a considerar la selectividad y seguridad que presentan los herbicidas residuales hacia el cultivo y hacia los que están incluidos en el esquema de rotación. Para eso debemos tener en cuenta las características fisicoquímicas del herbicida determinando el comportamiento ambiental y la interacción con el cultivo. Como, por ejemplo, ciertas constantes físico-químicas; como la vida media y el Koc que van a afectar y a determinar la flexibilidad en la rotación por el carry over que presentan algunos herbicidas, siendo determinantes y limitantes en el esquema de rotación. También debemos considerar los distintos modos de acción de las formulaciones disponibles en el mercado para cuidar a los principios activos y prevenir o retrasar la aparición de biotipos resistentes.

Impacto del control en el rendimiento y costos/hectárea

Otro factor importante a tener en cuenta es el costo/hectárea que representa el control de malezas. La adopción de herbicidas más selectivos en los últimos años tuvo un incremento en el costo por hectárea de 20usd/ha a 50usd/ha, situación que obliga al productor a hacer una mayor inversión para manejar los problemas de malezas resistentes, sin embargo el retorno de la inversión es superior al manejo convencional que se venía realizando.

Summit Agro Argentina, empresa japonesa líder, ofrece al productor agropecuario Fierce RM, un herbicida pre emergente para el cultivo de maíz y soja para el manejo de malezas problemáticas como Amaranthus spp, Echinochloa colona, Chloris spp, Eleusine indica, Digitaria spp, etc. Fierce combina dos modos de acción, un Inhibidor del metabolismo (Pyroxasulfone 34,5%) y un Activador lumínico de ROS (Flumioxazin 15%). Al combinar dichos activos se alcanza un amplio espectro de control, ya que ambos son muy efectivos para gramíneas y latifoliadas, logrando un sinergismo. A su vez, por sus características fisicoquímicas, el herbicida presenta un bajo potencial de lixiviación y alta absorción a los coloides del suelo permaneciendo en los primeros centímetros del perfil; selectividad en el cultivo y seguridad en la rotación por la baja vida media que tienen los principios activos, permitiendo la flexibilidad de esta, presentando así, mínimas restricciones a la hora de volver a sembrar. Por último y no menos importante, está clasificado toxicológicamente como clase IV (banda verde), garantizando la seguridad en el usuario y el ambiente.

A continuación, se puede observar un ensayo realizado por Summit Agro en la localidad de Pueblo Muñoz, Santa Fe, para evaluar eficacia de control sobre Amaranthus sp, Eleusine sp y Echinochloa sp de distintos herbicidas residuales. También se evaluó el rendimiento final de cada tratamiento. La fecha de aplicación fue el 5/12/2019, la fecha de siembra fue el 7/12/2019 y la de incorporación de los pre emergentes fue el 30/12/2019 (45mm).

Gráfico 2: Resultados de aplicación de herbicidas pre emergentes en Maíz.

 

Como se puede observar en el gráfico 2, se logró un rendimiento superior con la aplicación de Fierce a dosis de 500cc/ha en comparación con los demás tratamientos. El porcentaje de control que se logró con la aplicación del herbicida fue del 98% a los 80 DDA.

En el siguiente cuadro 1, se puede contemplar la mayor ganancia/hectárea que se logró con la aplicación de FIERCE RM, donde si bien el costo/hectárea del tratamiento es superior a una mezcla convencional, se logra un retorno de la inversión al aplicar un herbicida residual con amplio espectro de control y un excelente comportamiento ambiental. En definitiva, cuando se lo compara con otros productos que se utilizan en el cultivo de Maíz, FIERCE RM te ofrece el menor costo diario de control gracias a su gran residualidad, obteniendo más días de control efectivos, lo que se traduce en más rendimiento.

Cuadro 1: Resultados obtenidos en rendimiento y ganancia (qq/ha) según tratamiento. (*No se tuvieron en cuenta los costos de comercialización)

Si evaluamos el costo/hectárea de las aplicaciones realizadas en el ensayo y tenemos en cuenta los costos fijos del cultivo (insumos para el barbecho, siembra y controles en post emergencia, más los costos de las labores) sin considerar los gastos de comercialización, rondan aproximadamente en 44,4 qq/ha más el costo del herbicida residual.

Es fundamental tener en cuenta todos los puntos mencionados con anterioridad a la hora de definir la siembra del cultivo de maíz. El éxito del control de las malezas va a depender de un manejo integrado de las mismas, con una “planificación” acorde a cada lote. Debemos aprender a convivir con las malezas tratando de eficientizar y minimizar su impacto en los cultivos, tratando de evitar o retrasar la aparición de nuevos biotipos resistentes para lograr una agricultura “sustentable y sostenible” en el tiempo.

Fuente: Infocampo