América, Rivadavia. Pcia. Bs.As info@agrosyn.com.ar

Carbap asegura que los ingresos del país podrían disminuir 400 Mu$s por la medida del Banco Central

Foto: Facundo Mesquida

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) expresó su “profunda preocupación” por las medidas anunciadas por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) que “conllevan restricciones al mercado único libre de cambio y otras cuestiones que afectan al comercio exterior“.

La medida que genera un tipo de cepo a los importadores de insumos esenciales para las actividades productivas del país, ha provocado la suspensión en las ventas de dichos insumos por parte de algunos proveedores“, aseguró la entidad.

Según explicaron, estas “medidas tienden nuevamente a promover una reducción del paquete tecnológico a aplicar en los cultivos (por el aumento de precios que ocasionara en los insumos, la gran mayoría importados), y por lo tanto provocar una disminución de rindes, con lo cual nuevamente terminara perdiendo la Argentina en su conjunto”.

La medida fue catalogada como “desafortunada” y afirmaron que “el paquete tecnológico a aplicar se eleva por lo menos al doble del cálculo estimado para la presente campaña“.

Según las estimaciones de la entidad agropecuaria: “los ingresos para el país y la provincia de Buenos Aires, que cobija el 60 % del trigo de todo el país, disminuirá cerca de 400 millones de dólares si se ven reducidas tan sólo 2 millones de toneladas de las previstas a cosechar en esta campaña

“Y eso sin contar en cómo repercutirá la medida en la ganadería, los servicios y otras actividades vinculadas, ya que queda de manifiesto un desdoblamiento cambiario donde el productor va a terminar pagando sus insumos productivos a un Dólar CCL ($115), MEP ($107), es decir, un dólar de entre dos y tres veces superior al que está recibiendo por su producción (Dólar Soja $ 46)”, indicaron.

Por esos motivos, desde Carbap explicaron que “la incertidumbre que genera esta medida en mitad de la campaña fina (trigo y cebada), se extenderá también a la futura campaña gruesa, a no ser que se arbitren los mecanismos necesarios para garantizar que los aumentos en los insumos no se efectivicen“.

La Confederación finalizó su comunicado, detallando que “el productor, quien soporta la presión fiscal más alta del país, con índices confiscatorios sumando los tres estamentos del Estado (Nacional, provincial y municipal) que va desde el 65 al 77% de carga impositiva, no tendrá margen para aplicar el paquete tecnológico necesario para maximizar los rindes”.

A raíz de esta medida es que pierden la provincia y la Nación por menores ingresos, pierde el productor por menores rindes, y pierde el país en su conjunto volviendo a retroceder en los resultados de sus cultivos“, concluyeron.

Fuente: Infocampo