América, Rivadavia. Pcia. Bs.As info@agrosyn.com.ar

Dos nuevas herramientas contra las principales plagas de la papa

El centro y centro-sur de la provincia de Buenos Aires es una zona “papera” por excelencia. Allí, la papa es un cultivo de alto valor, que se maneja con un importante paquete tecnológico, pero que sufre importante presión de plagas y enfermedades. 

Por esto, es que en la localidad de Balcarce, la reconocida marca japonesa de productos químicos, Summit Agro, pensó en los productores paperos, y en el potencial de sus plantíos, y desarrolló un dos productos, un fungicida y un insecticida, pensados para aplicarse contra las principales adversidades sanitarias. 

Por un lado, el fungicida Leimay (Vér Gráfico) tiene acción preventiva y antiesporulante para el control de tizón tardío causado por Phytophthora infestans, formulado a base de un nuevo principio activo, el Amisulbrom perteneciente al grupo de las Sulfonamidas.

¿Por qué se destaca? Posee actividad de contacto con cierta translaminaridad, con acción preventiva-protectiva y antiesporulante del hongo. Además, permanece estable en condiciones de lluvia y presenta una buena persistencia protectora gracias a su rápido ingreso en la cutícula de la hoja. 

En un trabajo realizado por la marca, Leimay fue el único producto que logró aumentos de los rendimientos en papa, variedad Spunta, cuando fue aplicado cada siete días, ante condiciones predisponentes del hongo. 

Por su parte, Matsuri es un insecticida con alto poder de volteo, con acción sobre las principales plagas del cultivo de la papa, y también es apto para soja.  Posee control sobre chinches, orugas, trips y arañuelas en soja, mientras que en papa controla Liriomyza spp, pulgones y trips.

Se trata de un insecticida versátil ya que puede aplicarse en todo el ciclo del cultivo, que está formulado a base de Esfenvalerato al 12,5%, Bifentrin al 10% y Abamectina al 2,4%, como concentrado emulsionable.

Fuente: Infocampo