América, Rivadavia. Pcia. Bs.As info@agrosyn.com.ar

El INTI firmó un convenio con una empresa para el desarrollo de proteínas vegetales

“Actualmente, la necesidad proteica es cubierta en gran medida por las de origen animal, algo que no sería sostenible en el mediano plazo ya que la forma de obtenerlas conlleva externalidades ambientales negativas y su producción no es escalable con el volumen que la demanda exige. Sin embargo, la producción de legumbres como fuente de proteínas estimula la rotación de cultivos y, en consecuencia, propicia la agricultura sustentable”, señala el comunicado del Instituto Nacional de Tecnología Industrial.

El acuerdo firmado por el INTI y la empresa Tomorrow Food plantea agregar valor en origen e instalar en el sector de Alimentos del Área de Desarrollo Tecnológico e Innovación del organismo, una planta piloto para desarrollar aislados proteicos e ingredientes y aditivos para la industria alimenticia derivados de proteínas vegetales, para luego validarlos y escalarlos industrialmente.

“Tenemos la convicción de que Argentina tiene ventajas competitivas para llevar adelante este tipo de proyectos, no sólo por la materia prima sino por la mano de obra calificada y los institutos de innovación y tecnología como el INTI, que tienen vocación de trabajar con la industria”, señaló Agustín Belloso de la empresa.

En una primera etapa, se comenzará a trabajar en la obtención de aislados proteicos a partir de harinas de arvejas y de harina de alta proteína (concentrado) de arveja.

“Nuestro país no cuenta con una planta de obtención de concentrados proteicos, pero esta articulación público-privada, tanto para la etapa de elaboración como para la obtención del escalado y las partidas piloto, no solo nos permitirá desarrollar esta tecnología, sino también su funcionalidad, como por ejemplo nutrición deportiva, desarrollo de pastas, snacks, salsas, panificados, entre otros”, agregó Javier Ibañez, presidente del INTI.

En una primera etapa de desarrollo, el INTI producirá en sus instalaciones las primeras partidas, para luego transferir tanto los desarrollos como las técnicas a la empresa para su posterior escalado.

Diego Pasjalidis, subgerente de Transferencia Tecnológica del Instituto, concluyó: “estos desarrollos son consecuencia de un nuevo sistema y cultura que creamos quienes trabajamos en el INTI, lo que nos ha permitido sistematizar la innovación orientada a la industria, y orientar nuestros esfuerzos mirando hacia el futuro, y con fuerte foco en la industria, especialmente en las pymes”.

Fuente: Infocampo