América, Rivadavia. Pcia. Bs.As info@agrosyn.com.ar

Gran hallazgo: describen el genoma de un hongo clave para la sanidad de la soja

Excelente noticia para el manejo sanitario de la soja. Un equipo formado por investigadores de la cátedra de Fitopatología de la Facultad de Agronomía (UBA) y de Instituto de Biotecnología del INTA Castelar avanzó en el borrador de la secuencia completa del genoma del hongo –Cercospora kikuchiique ocasiona de dos enfermedades en la oleaginosa: tizón morado de la hoja y el manchado púrpura de la semilla.

“Logramos predecir 14.721 genes que codifican proteínas. Esta información sumada a la que se dispone de los germoplasmas, seguramente acelerará el camino hacia la comprensión las interacciones entre ambos organismos en la planta enferma”, afirmó Francisco Sautua, de la cátedra de Fitopatología, según lo publicado por la revista Sobre La Tierra. 

“La protección vegetal moderna necesita de una diversidad de soluciones”

Sautua, junto a Sergio González, del INTA, lideraron este proyecto, supervisados por Marcelo Carmona (FAUBA), Máximo Rivarola, (INTA) y Paula Fernández (INTA). 

“Esta enfermedad afecta semillas, tallos, hojas y vainas, y reduce el número y peso de los granos de soja. En las hojas, el síntoma típico incluye una coloración morada —entre el bronce y el púrpura—, con aspecto rugoso. En semilla se manifiesta con un tono morado que va desde pequeñas manchas hasta cubrir completamente la semilla”, explicaron los expertos, quienes encararon la investigacón con financiación de  UBACyT, del INTA y de BASF Argentina.

DATO: El genoma de Cercospora kikuchii posee un tamaño de 31,1 millones de pares de bases

Según Carmona, actualmente, el manejo más frecuente consiste en sembrar semillas sanas o tratadas de forma eficiente, la rotación de cultivos, el uso de cultivares de mejor comportamiento y el control químico con fungicidas. 

Sin embargo, agregó, que la protección vegetal moderna necesita de una diversidad de soluciones que incluya nuevos conceptos en el control químico, de manera que sea efectivo, seguro y sustentable. 

 

 

Fuente: Infocampo