América, Rivadavia. Pcia. Bs.As info@agrosyn.com.ar

La soja en pausa a la espera del informe del USDA, y el trigo escala posiciones

“Los futuros de soja finalizaron sobre la par, en 315 U$S/tn. (nov-19). El pronóstico climático transmitió tranquilidad al mercado. En los próximos días, habría precipitaciones y temperaturas elevadas en el medio oeste americano, beneficiando el desarrollo de los cultivos. Respecto del informe semanal de cultivos, los analistas esperan que el USDA mantenga sin cambios la cantidad de lotes que reúnen condiciones buenas a excelentes (55%)”, informó Grassi.

En tanto, datos positivos vinculados a la demanda respaldaron los valores. Se recuerda que el último reporte de exportaciones semanales, indicó un volumen que superó las expectativas máximas de los analistas (0,78 mill. tn.). En tanto, las importaciones de China para el mes de Agosto, se incrementaron casi un 10% respecto del mes anterior y significaron el volumen mensual más alto del último año y medio (9,48 mill. tn.).

“Los contratos de maíz culminaron con una ligera variación negativa, ubicándose en 139 U$S/tn.(dic-19). El panorama climático favorable al desarrollo de los cultivos y una demanda externa un tanto debilitada, mantuvo a los valores presionados. A su vez, el mercado espera que el USDA no realice cambios respecto del estado de los cuadros, en un contexto de clima más amigable para el desarrollo de las plantas”, detalló la corredora de granos argentina.

En tanto que “los futuros de trigo se destacaron de sus pares al apuntar ganancias de 4 U$S/tn (dic-19) y ascender a 174 U$S/tn. Temor por las condiciones climáticas en el hemisferio sur, llevó al mercado a convalidar el avance de precios. En Australia, la nueva estimación mensual realizada por ABARES propone una cosecha cercana a 19 mill. tn. (desde 21 mill. tn. anteriormente). Así, la proyección se ubica en línea con el escenario adverso que describen los privados. Se recuerda que el ciclo productivo transita con escasez hídrica por tercer año consecutivo. A su vez, en regiones de Argentina el trigo comienza a sufrir la falta de agua y se teme por impacto negativo en los rindes y en el potencial productivo”, finalizó Grassi sobre el cierre internacional de granos.

Fuente: Infocampo