América, Rivadavia. Pcia. Bs.As info@agrosyn.com.ar

Tiempo de descuento y oportunidades: la campaña fina empuja a definir

Incertidumbre. Esta sensación, que embarga todo el tiempo a los que están en la producción agropecuaria, se agranda mucho más bajo el contexto actual. Crisis sanitaria, económica y la indefinición climática, siempre presente.

Este miércoles, el consultor de empresas agropecuarias, Teo Zorraquín (foto), brindó una charla en directo por la plataforma “Agroconsultas” en la cual definió el panorama actual y dio puntos claves que ayudan a sopesar sobre la nueva campaña.

“En este contexto hay que decidir, la cuarentena es la política más adecuada para salir adelante, dicen casi todos los gobiernos, excepto en algunos países. Así, los analistas globales esperan una caída de la economía global. Según datos brindados por J. P. Morgan, se espera que sea del 4% entre la cuarentena y la aparición de una vacuna o la mejora de esta situación. De acuerdo al análisis, la economía tendría un efecto rebote de la misma magnitud que la caída. Esta es la perspectiva, con una mirada positiva”, advirtió Zorraquín, a lo que agregó que, hasta los economistas más ortodoxos están de lado de la emisión de dinero para que la economía funcione.

Estas circunstancias encuentran a una Argentina económicamente más complicada que el resto de los países latinoamericanos. El consultor, mostrando una placa que preocupa, destacó que desde 2002 a 2018, decreció drásticamente en la cantidad de empresas con perfil exportador, respecto al resto de los países latinoamericanos, en las que creció en todos los casos. El campo es uno de los pocos sectores argentinos que aun quedan con este perfil y esto indica mucho. 

De cara a la nueva campaña, que ya está andando a partir de la toma de decisiones, el campo sigue generando ingresos y las cadenas sigue funcionando. Está dentro del grupo de los “ilesos”, en palabra de Zorraquín, quien parafraseó al economista Carlos Melconian.

“El resultado 2019/20 es desparejo por zonas, pero la mayoría con resultado positivo”, dijo agregó.

En sí, según el consultor, la nueva campaña ya indica: 

  • El trigo es el grano que mejor sostuvo su precio desde el comienzo de la cuarentena.
  • El clima de la campaña se presenta “neutro” para el ciclo triguero. 
  • Hay financiación para la venta de insumos.
  • Los insumos se siguen consiguiendo a dolar oficial, con el precio parecido al valor de los granos.
  • Los servicios, por ahora, están atrasados en los precios, también afectados por la crisis.
  • Los bancos, para algunos clientes, están entregando créditos para capital de trabajo.
  • Los mercados de arrendamiento aun están fríos. Habrá renegociación. Los campos malos tendrán dificultad para sostener el precio.

Con todo esto, “hay clima para sembrar trigo y cebada, hay mucho ‘know how’ para hacer los cultivos. Asimismo, con la recuperación de precios de trigo, la cebada revaloriza su lugar, sobre todo, por lo que sucedió entre 2011-2015 y que aporta también ventajas técnicas” 

¿Que mundo y país se viene?

De acuerdo a Zorraquín, Argentina se dirige a un default o reperfilamiento económico que mantendrá al país aislado del mundo, con muchos sectores paralizados y otros que no pararon, pero soportaron alta presión fiscal y más demandas sociales. Manifestó así que las provincias estarán más complicadas económicamente y el agro sigue siendo el sector atractivo para pagar impuestos.

“Sigue habiendo oportunidades para los agronegocios en la Argentina porque el país y el mundo depende de ellos, pero también habrá más restricciones o demandas ambientales para producirlos. Con economías glabales más cerradas y restricciones que implicarán más costos para producirlos.

Fuente: Infocampo