América, Rivadavia. Pcia. Bs.As info@agrosyn.com.ar

Una nueva empresa yerbatera abrirá en el NEA la primera planta construida 100% de acero inoxidable

En el Noreste argentino (NEA), los cuatro centros de investigación y desarrollo que el INTI tiene en la región (Misiones, Corrientes, Formosa y Chaco ), vienen trabajando en la asistencia a una nueva empresa del rubro yerbatero, ubicada en la localidad de San Pedro, provincia de Misiones, para la apertura de su planta productiva, que será la primera de la región construida íntegramente en acero inoxidable. El objetivo es que la compañía comience a elaborar yerba mate para la zafra de 2019, informó el servicio de noticias del INTI.

Según destacó el INITI, la firma Yerbatera del NEA S.R.L. fue al centro regional por una consulta sobre la implementación de buenas prácticas de manufactura en su secadero. A partir de ahí, especialistas del INTI comenzaron a vincularse con la empresa y trabajar en conjunto para asistirla en toda la línea del proceso productivo, desde el ingreso de materia prima (yerba mate verde), hasta su estacionamiento.

“Los técnicos de los distintos centros del NEA completaron un informe con sugerencias de mejoras, y luego se priorizaron dos de ellas: optimización del sistema de carga y descarga de la playa de hoja verde, y reducción de pérdidas de calor en la entrada del sapecador. Pero además, se elaboró una propuesta para la prueba de capacidad productiva de la planta en régimen real nominal”, informó el INTI.

Nuevo proyecto

El equipo de INTI-NEA realizó estudios y ensayos en planta para comprobar que la instalación actual del secadero no se correspondía con la capacidad teórica instalada. A partir de la prueba de capacidad, se completó un informe en el que el INTI señaló que el volumen productivo, de acuerdo a las características de la infraestructura, en realidad estaba en torno a los mil kilos por hora, en lugar de tres mil, que era el objetivo inicial.

Luego, las instalaciones del secadero no tenían condiciones para procesar un volumen tan grande con un buen secado de la yerba, humedad final por debajo del cinco por ciento. Para utilizar mayor cantidad, era necesario aumentar la velocidad de circulación de la hoja dentro del secadero, y ello suponía menor calidad del producto en función de los parámetros de algunos mercados internacionales a los que la empresa apunta sus ventas.

Las evaluaciones mencionadas correspondieron a mediciones en planta, dibujo y planos actuales y las modificaciones correspondientes y desarrollo de proveedores para la adquisición y modificación del equipamiento, como es el caso del quemador a utilizar en el secado.

Fuente: Infocampo