América, Rivadavia. Pcia. Bs.As info@agrosyn.com.ar

Una red de fertilización argentina cumple 20 años haciendo ensayos, sin pausa

En los agronegocios y la producción argentina se menciona y subraya la importancia de trabajar a largo plazo. Aunque cueste encontrar manejos largoplacistas, el trabajo que viene haciendo la regional CREA Sur de Santa Fe, en materia de nutrición de cultivos, no tiene comparación a nivel local, ni mundial. 

La red de nutrición de cultivos comenzó a operar en la campaña 1999/00. Veinte años. En dos décadas, mucha agua corrió bajo el puente. El trabajo comenzó en 11 sitios y solo quedan cinco campo de productores: Teodelina, Cañada de Gomez, El Trébol y Santa Emilia, en Santa Fe, y Alejo Ledesma, en Córdoba. 

Mirá también Córdoba histórica: con más de 41 MTn se consolida como la primera provincia productora de la Argentina

Por su parte, el Instituto Internacional de Nutrición Vegetal (IPNI, por sus siglas en inglés), uno de los promotores de la iniciativa, cerró todas sus sedes en Latinoamérica, mientras que el otro promotor, por entonces, Agroservicios Pampeanos, (ASP), ahora es “Nutrien Ag Solutions”.

“Recuerdo que al principio de este proceso, los productores querían conocer si era necesario dosificar azufre en los cultivos, cuánto fósforo hay que aplicar, se preguntaban si estaban aplicando bien el nitrógeno. Esas eran las grandes cuestiones”, relata Fernando García, ex-director del IPNI. Todas preguntas que fueron teniendo respuestas con el paso del tiempo. 

Mirá también Empiezan a sincerarse los rindes en EE.UU., ¿señal para los precios?

Ahora, dice el especialista, los desafíos de la red son conocer cuáles son los efectos de los principales manejo de nutrición en los suelos y en la calidad de la fertilización sobre el producto final. Es decir, cómo aportar más a la sustentabilidad, desde el punto de vista de la nutrición”, aclara, considerando que todos los lotes mantuvieron las rotaciones fijas de tres o cuatro cultivos en dos años. Asimismo, agrega que ahora las partes discuten la posibilidad de incorporar cultivos de servicios, como parte de la secuencia de cultivos. 

“Entre los datos que vamos viendo es el registro de mayor actividad microbiana, aumentos en el secuestro de carbono y lo que nos ocupa, básicamente, es la acidificación de los suelos, como consecuencia de ciertos nutrientes que estamos extrayendo de los suelos en mayor medida”, explica el experto, sin soslayar el aumentos de rendimientos, con picos en maíz que llegaron a las 16 toneladas de maíz, 7 toneladas de trigo y hasta 5 toneladas de soja de primera. 

Mirá también Robaron y faenaron 16 vacas en campos de Córdoba

Como parte de este festejo, se realizó una reunón en el establecimiento de Teodelina, el cual al momento de comenzar esta red tenía más años de “chacra”. “En ese caso, los resultados del trabajo de fertilizar con nitrógeno, fósforo y azufre muestran el mayor impacto. Allí, la productividad ya aumentó por 2,5 gracias a la nutrición”, concluye García. 

Los sistemas agrícolas y la intensificanción productiva cambiaron. Sin embargo, esta red mantiene viva la esencia sustentable con un manejo de largo plazo.  

Fuente: Infocampo