América, Rivadavia. Pcia. Bs.As info@agrosyn.com.ar

Verano 2020: qué tomar en cuenta en alimentos y mascotas para ingresar al país

Se aproxima el verano y de la mano, los viajeros que retornan de sus vacaciones. Motivo por el cual el Senasa dió a conocer una serie de recomendaciones sobre qué productos no se pueden ingresar al país.

Con el objetivo de prevenir el ingreso de plagas y enfermedades que afecten la producción agropecuaria nacional y sostener los estatus zoofitosanitarios alcanzados por la Argentina, de importancia para el ingreso a los mercados del mundo, el Senasa recomienda a los pasajeros que vayan a retornar al país por pasos terrestres, aeropuertos, o por vías fluviales o marítimas, cuáles son los productos y subproductos de origen animal y vegetal prohibidos de ingresar sin la autorización correspondiente.

Productos prohibidos:
  • Frutas, verduras y hortalizas frescas: pueden introducir insectos, hongos, bacterias, virus y microorganismos.
  • Flores, plantas frutales, de jardín, ornamentales, semillas, bulbos, estacas, yemas: son potenciales portadores de insectos, hongos bacterias, virus y otros microorganismos nocivos.
  • Tierra: la materia orgánica pueden ingresar fito zoo patógenos que pueden afectar la producción nacional.
  • Carnes, embutidos y salazones: pueden vehiculizar enfermedades como fiebre aftosa, BSE (vaca loca), triquinosis, toxiinfecciones alimentarias.
  • Productos apícolas: miel y cera, pueden ser portadoras de enfermedades apícolas.
  • Animales de compañía: pueden ser portadores de rabia, psitacosis, toxoplasmosis y otras enfermedades.
  • Productos de manufactura casera sin rotular: como guisados, comidas, ensaladas, etcétera.
  • Material para investigación y/o productos biológicos, veterinarios (vacunas, sueros): pueden propagar enfermedades transmisibles de los animales.

“El Senasa está presente en las fronteras para la prevención del ingreso de plagas y enfermedades a través de los productos que traen los viajeros. Reforzamos nuestra acción sobre todo porque hay un mayor perfil de ingreso de personas, en la época de verano se incrementa el movimiento de pasajeros”, sostiene Ricardo Cafferata a cargo de la Coordinación General de Fronteras y Barreras del Senasa.

Desde la entidad destacan la importancia de asesorarse para evitar situaciones comprometidas e identificar aquellos productos o alimentos que sí pueden traerse al país por no revestir riesgo alguno, siempre que sean cantidades acordes para un consumo personal o familiar y cuenten con la debida rotulación del país de origen.

La Argentina posee 15 mil kilómetros de frontera: el Senasa está presente en 93 puntos de ingreso al país y el personal revisará el equipaje con el fin de verificar que no se transporten productos de riesgo sanitario. Aquello que no cumplan con los requisitos sanitarios establecidos serán decomisados y eliminados de forma segura en presencia de su portador.

“Somos un país que produce alimentos, que los exporta y somos reconocidos a nivel internacional. A estos mercados internacionales podemos acceder e incluso ampliarlos, si mantenemos y mejoramos el estatus sanitario del país. Todas estas medidas de prevención en fronteras intentan sostener esta fortaleza”, concluyó Cafferata.

Fuente: Infocampo