América, Rivadavia. Pcia. Bs. As. info@agrosyn.com.ar

Balanzas adulteradas y malas condiciones sanitarias: sancionaron a tres molinos harineros por graves faltas

El Ministerio de Agricultura informó que sancionó a tres molinos harineros por “graves faltas” en el manejo de los Controladores Electrónicos de Molienda de Trigo (CEMT).

Las irregularidades se detectaron en establecimientos de Entre Ríos y Santa Fe, donde personal de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA) realizó inspecciones integrales.

En el caso de Entre Ríos, las faltas se hallaron en un molino de la localidad de Villa Urquiza, donde la balanza del CEMT estaba “desconectada, sin ninguna documentación comercial de respaldo de la mercadería”, según se indicó. Además, se encontraron “diferencias de cubicaje con libros oficiales de 1.359%, deuda de regímenes de información, inconsistencias de estos regímenes con registro sistémico de movimientos de granos y bolsas de harina marca Mariza sin trámite del Registro Nacional de Producto Alimenticio (RNPA)”.

Por esta situación, y por condiciones sanitarias de “alta peligrosidad para producir alimentos de consumo humano” además de los antecedentes de suspensión previa, la DNCCA remarcó que “evaluará las sanciones” que correspondan y adelantó que elevará el expediente a la autoridad sanitaria provincial por “el riesgo que implica para la ciudadanía la harina que comercializa”.

En tanto, en la localidad entrerriana de Aldea María se halló otro molino que operaba con el CEMT desconectado; mientras que en la localidad de Crespo no se pudo constatar el funcionamiento del CEMT porque el molino estaba detenido, pero se verificó un “fallo de conexión a internet” que la firma no había denunciado, por lo que no se encontraba reportando los movimientos de molienda. Asimismo, en Colonia Nueva se detectó un molino que no tenía el equipo colocado pero había notificado al Ministerio que se encontraba en pleno funcionamiento.

En el caso de Santa Fe, las irregularidades se detectaron en un molino de la localidad de Irigoyen, donde se constató que el CEMT del molino “estaba con la caja negra abierta y con la guillotina interior del equipo fugando trigo a nivel de unos 30.000 kg de harina mensuales”.

Fuente: Infocampo

×